¿Se puede Recuperar el Sueño Perdido?

La carencia de sueño y el producido de reposar incorrectamente tiene una secuencia de efectos adversos para la salud física y de la mente que se acumulan con la era.

El sueño y la dificultad de concretarlo cotidianamente

Se conoce que la carencia de sueño está relacionada con un más grande peligro de sufrir ciertas patologías o trastornos.

Los trasnochadores poseen más maneras de padecer patologías como trastornos psicológicos, diabetes o afecciones respiratorias, gracias a los desequilibrios que la carencia de sueño produce entre el instante fisiológico interno y el externo y la consecuente variación de las funcionalidades biológicas.

A los noctámbulos, que poseen complejidad de ajustarse a la rutina gremial y para quienes descansar entre 6 y 8 horas a diario entre semana es una utopía, les agradaría pensar que el sueño es acumulable y que se puede recobrar una vez que no se ha dormido bien.

Que dice la ciencia?

Pese a que la lógica sugiere que esto no posee sentido y que lo sano es lo opuesto, tener un horario de sueño regular, hay prueba de que esto podría funcionar. Un nuevo análisis concluye que reposar a lo largo de el fin de semana sí podría indemnizar la carencia de sueño acumulada entre semana.

La averiguación, elaborada por miembros del Instituto de Indagación del Estrés de la Universidad de Estocolmo, analizó las razones de muerte de bastante más de 43.000 adultos: y localizó que esos menores de 65 años que solo dormían 5 horas o menos por noche, los 7 días de la semana, tenían un peligro más grande de muerte que esos que habían dormido 6 o 7 horas de manera regular; sorprendentemente.

Observaron además que esos que habían compensado la carencia de sueño a lo largo de el fin de semana no tenían tasas de mortalidad más altas que los que sí habían dormido las horas suficientes y regularmente.

Resumiendo…

Los científicos llegaron de esta forma a la conclusión de que descansar poco entre semana no es un elemento de peligro para la mortalidad si se combina con horas de sueño habituales o numerosos a lo largo de el fin de semana: es la media total de horas de sueño la que marca la diferencia.

No obstante, conviene no tomar estas conclusiones literalmente y rememorar que el acuerdo y consejo general de los profesionales todavía es el de intentar de tener un horario de sueño general, apropiado y consistente, sin alteraciones.

Y es que la estabilidad es lo de mayor relevancia, así como la rutina: levantarse a las 6 entre semana y a las 10 los objetivos de semana causa el mismo impacto en nuestro cuerpo humano que el jet-lag causado por un viaje.

Tips para dormir mejor:

Si se necesita paliar la carencia de sueño acumulada entre semana finalmente de la misma, lo mejor, según los profesionales, es tenderse previamente en vez de levantarse luego, por bastante incompatible que sea esto con nuestra vida social.

  • Recomendaciones para reposar mejor
  • Conservar un horario regular de sueño: echarse y levantarse a la misma hora todos los días
  • Minimizar el consumo de café, té o bebidas energéticas: limitarlas a las primeras horas del día
  • Evitar el consumo de alcohol, más que nada en las tardes y la noche
  • Hacer ejercicio físico de manera regular, aun cuando a ser viable no justo anterior a la hora de irse a reposar
  • Buscar un lugar físico correcto para reposar (cuarto oscuro, sin ruido)
  • Eludir la utilización de teléfonos móviles, tabletas, etcétera., en la media hora previo a tenderse
  • Hacer ejercicios de relajación que apoyen a conciliar el sueño al echarse
  • Terapia psicológica (para esas personas que presenten ansiedad o depresión que logre estar contribuyendo a una variación en su periodo de sueño)